Rellenos inyectables

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

No hay duda de que todo el mundo quiere tener el mejor aspecto posible, ya sea porque te vayas de viaje, tengas alguna fiesta con gente importante o te vayas de picnic con la familia y los amigos. Tener un aspecto saludable, alegre, te hará sentirte más seguro y más capaz de disfrutar de los placeres de la vida.

Imagen de rellenos inyectables

Tu mayor obstáculo para parecer joven, vigoroso y vibrante es el inevitable paso del tiempo. A medida que envejeces van apareciendo de forma gradual en tu cara arrugas, líneas de expresión y flacidez en la piel.

Normalmente se comienza con unas patas de gallo en torno a tus ojos, unas líneas de marioneta alrededor de la boca y un surco profundo en la frente. Muy pronto, tu cara está llena de estos defectos, por lo que puedes parecer mucho mayor de lo que realmente eres.

Ese es el momento de que empieces a informarte y a investigar sobres las técnicas antiedad, para buscar la manera de restaurar tu aspecto juvenil y reparar el daño que el tiempo ha obrado en tu cara. Una de las formas más comunes de llevar a cabo este propósito es mediante la cirugía estética o más específicamente, a través de los liftings faciales. Con la ciencia moderna y las técnicas médicas avanzadas hoy en día se puede cortar, recortar y estirar la piel de tu cara hasta que queda suave y sin arrugas. La cirugía de rejuvenecimiento facial se puede realizar en toda la cara o de forma parcial, si se dirige el tratamiento a una zona específica.

La cirugía no es apta para todos

Es un hecho innegable que la cirugía estética es una de las formas más rápidas y efectivas para rejuvenecer tu cara. Con los últimos avances en cirugía estética y las refinadas habilidades de los mejores médicos, se puede mejorar y modificar tu aspecto de casi cualquier forma imaginable. Sin embargo, también es un hecho que la cirugía no es una opción viable para todos. Hay varias de razones para esto.

En primer lugar, hay una serie de personas que sufren reacciones alérgicas a la anestesia y a veces, incluso al material con el que está hecho el implante, lo cual se requiere para la mayoría de procedimientos quirúrgicos. Luego están aquellas personas a las que no se les permite someterse a una cirugía debido sus condiciones médicas o porque va en contra de sus creencias religiosas.

Por otra parte, hay personas que simplemente tienen miedo a la cirugía. Éstas tienen tanto miedo a que les duerman y les corten con el bisturí que ni siquiera consideran la cirugía estética como una opción válida, sin importarles la experiencia profesional del médico o la seguridad que la operación ha demostrado.

Estas personas tienen el mismo derecho a beneficiarse de las mismas mejoras estéticas que el resto de la población. Durante mucho tiempo, no han tenido ninguna opción en la materia. Pero ahora, gracias a los avances de la ciencia cosmética existe procedimiento más seguro, eficaz y lo más importante, una alternativa no quirúrgica. ¿Cuál es el nombre de esta alternativa increíble? La respuesta es: rellenos inyectables.

¿Cómo funcionan los rellenos inyectables?

Así como su nombre lo indica, un relleno inyectable es una sustancia que se inyecta bajo la piel a través de una jeringa. La carga aumenta de forma efectiva la piel periférica con el fin de que las arrugas y las lineas de expresión del rostro se "rellenen" y desaparezcan.

Otro uso de los materiales de relleno inyectables es alterar la forma de las características específicas de la cara. Las cargas pueden ser utilizadas en los pómulos, el mentón, las cejas, los párpados y la zona que rodea la nariz. Los rellenos dérmicos inyectables se pueden utilizar incluso en los labios para que se vean más carnosos y atractivos. Estas mejoras sutiles pero efectivas le pueden dar a tu rostro unas proporciones más equilibradas y mejoradas.

Aunque esto puede sonar como una nueva tecnología, los rellenos inyectables se han utilizado durante mucho tiempo en la cirugía reconstructiva. Pero realmente se han hecho populares una vez se comenzaron a utilizar en los procedimientos de mejora estética.

¿Cómo se realiza el procedimiento

El procedimiento comienza cuando el médico identifica las zonas de tu rostro que deben ser tratadas. Una vez que las zonas se han marcado, el médico llenará una jeringa con la cantidad apropiada de agente de relleno. La jeringa tiene una aguja muy fina, tan pequeña que la mayoría de los pacientes apenas sienten dolor cuando se inserta en la piel. Hay un gran número de personas que dicen que no han sentido ningún dolor cuando ser les han inyectado los rellenos faciales.

En muchos casos, los médicos pueden aplicar un spray anestésico o una crema en la zona de la cara dónde se van a poner las inyecciones de relleno dérmico. Por lo general, los pacientes aseguran que el proceso es indoloro. Para los procedimientos más complejos o extensos, que requieren un largo periodo de tiempo, el médico puede sugerir que se le administre al paciente un anestésico local, siempre y cuando no sea alérgico a la anestesia.

¿Cuánto puede durar una sesión?

La mayoría de los procedimientos con rellenos dérmicos inyectables se realizan rápidamente. El procedimiento puede durar como máximo media hora o menos, incluyendo los procedimientos que requieren anestesia local. El tiempo real del procedimiento depende del tamaño de la zona a tratar y de la cantidad necesaria de relleno. También es posible combinar varios procedimientos en una misma sesión, siempre y cuando esta combinación sea segura. Muchas personas han descubierto que pueden someterse a un tratamiento de relleno durante la pausa para la comida y estar de vuelta en la oficina al finalizarlo.

¿Qué sustancias componen los rellenos inyectables?

Entre los rellenos inyectables podemos encontrar el Restylane y el Juvéderm. Estos rellenos se componen principalmente de ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo humano. El ácido hialurónico se encuentra en la matriz extracelular, que es la estructura de apoyo de las células de tu propio cuerpo.

Para fabricar el producto de relleno, los fabricantes cosechan el producto químico a partir de bacterias genéticamente modificadas que producen grandes cantidades de ácido hialurónico. En realidad se podría cosechar el mismo producto químico a partir de los animales, pero ese tipo de ácido conlleva un riesgo intrínseco de reacción alérgica cuando se inyecta en los seres humanos. El ácido hialurónico producido por las bacterias es mucho más fácil de purificar y es más compatible con el cuerpo humano.

Otra ventaja de las bacterias que producen el ácido hialurónico es que poseen una estructura reticulada altamente molecular. El relleno es capaz de absorber y retener la humedad, mejorando aún más sus características. Esta característica también hace que el material de relleno inyectable sea mucho más difícil de descomponerse en nuestro cuerpo.

¿Cuánto tiempo duran los efectos?

En condiciones ideales, los resultados pueden durar desde unos seis meses a un año antes de que la sustancia sea absorbida por el cuerpo. Cuando eso sucede, lo único que puedes hacer es ir a la clínica para someterte a otro tratamiento.

En muchos sentidos, este tratamiento es mejor que someterse a una cirugía estética. Debido a que el tratamiento es temporal, tienes la oportunidad de "probarlo". Si no te gusta el resultado de tu primera ampliación, puedes informar al médico y mejorar los efectos de tu próximo tratamiento de rellenos dérmicos inyectables. Es posible que necesites varios intentos para poder conseguir el look perfecto para ti.

Planificación del tratamiento

A pesar de que los efectos de los rellenos inyectables son temporales, ya que duran de seis meses a un año, sigue siendo mucho tiempo para comprometerse. Por ese motivo se recomienda que el paciente pase un periodo de tiempo considerable planificando el tratamiento con un médico cosmético.

Debes ser específico cuando estás identificando los puntos de tu cara que te gustaría cambiar y mejorar.

  • ¿Quieres llenar los huecos debajo de tus ojos?
  • ¿Quieres deshacerte de las arrugas en las comisuras de la boca?
  • ¿Quieres someterte al tratamiento para llenar las cicatrices y las líneas de expresión de tu cara?

Estos son los tipos de preguntas que debes hacerte a ti mismo cuando estás planeando tu tratamiento.

Dale a tu médico tanta información como te sea posible acerca de lo que quieres conseguir con los rellenos faciales inyectables. Tu cirujano te dirá cuáles de ellos son prácticos, lo que hay que hacer y puede incluso ofrecerte sugerencias para lograr el mejor resultado posible. A menudo los médicos muestran algunas fotografías del antes y el después de otros pacientes para que los futuros pacientes puedan hacerse una idea más realista de la mejora que se puede conseguir con el tratamiento.

Es muy importante que informes a tu médico si tienes alguna alergia. Aunque por lo general éstas quedan reflejadas en tu historial médico, las alergias pueden complicar los tratamientos, algo que tanto tu médico como tú queréis evitar. Recuerda que nunca se es demasiado cauteloso, sobretodo cuando se trata de tu salud.

También debes informar a tu médico si te has sometido o tienes previsto someterte a otros tratamientos de la piel. Aunque sean tratamientos cosméticos más simples, como el rejuvenecimiento facial con láser y los peelings químicos ya que puede debilitar la piel y causar complicaciones a los rellenos inyectables.

Si ya has pasado por estos tratamientos, el médico te indicará cuándo sea seguro continuar con las inyecciones de relleno dérmico. Si tienes previsto someterte a estos tratamientos en un futuro, el médico te indicará cuánto tiempo debes posponerlas para que tu piel se recupere por completo. Se trata de una simple precaución que te ahorrará un riesgo de inflamación en la piel.

Rellenos dérmicos inyectables o cirugía

Una pregunta muy común por los pacientes es por qué deben optar por rellenos dérmicos en lugar de conseguir un resultado más permanente de forma quirúrgica. Hay varias razones para esto. En primer lugar, con los rellenos inyectables se evita el riesgo que normalmente se asocia con la cirugía. No se deben realizar incisiones, por lo tanto, no se necesitan puntos de sutura y no tendrás un objeto implantado debajo de la piel.

En segundo lugar, no es necesario ningún periodo de recuperación asociado con los rellenos dérmicos inyectables. Como se mencionó anteriormente, puedes someterte a este procedimiento durante el tiempo de descanso y volver al trabajo tan pronto como éste finalice. No es necesario quedarte en casa con las vendas en la cara. No es necesario pedir la baja o coger vacaciones para que tu cuerpo pueda recuperarse. Se obtienen resultados inmediatos sin tener que sacrificar ni el trajano ni el tiempo de ocio. Esto, por sí solo, es un importante punto fuerte de venta, especialmente para las personas más ocupadas de la sociedad moderna.

Por último, pero no menos importante, la aplicación de estos rellenos inyectables no duele. Si eres capaz de soportar un ligero pinchazo de una aguja, ni siquiera te tendrán que poner anestesia local. Esta es una buena noticia para aquellas personas que son alérgicas a los anestésicos.

Qué hacer después de la cirugía

Los pacientes que han sido tratados con rellenos faciales inyectables se les recomienda evitar las actividades extenuantes, las exposición al calor y la exposición prolongada a la luz directa del sol. El consumo de alcohol y el uso de ciertos medicamentos, tanto tópicos como ingeribles, pueden prohibirse durante un tiempo.

Algunos pacientes pueden experimentar inflamación alrededor de la zona tratada después del procedimiento. Hay algunos casos raros en los que se producen picor y aparición de moretones. En cualquiera de estos casos, estos efectos secundarios desaparecen en cuestión de días. Generalmente, los médicos te aconsejarán que te pongas una compresa fría o una crema tópica para ayudar a reducir el malestar.

Precio de los rellenos inyectables

Al igual que todos los procedimientos cosméticos, el coste de los materiales de relleno inyectables pueden variar dependiendo del país. El precio medio de un vial de relleno dérmico oscila entre los 240 € y los 460 €. La mitad de una ampolla de material de relleno es capaz de llenar una arruga principal de la cara. Para mejorar el aspecto facial gracias a un aumento del mentón generalmente será necesario un frasco entero de material de relleno.

Los honorarios del médico y la cuota de la clínica a menudo son factores adicionales en el coste del procedimiento. Si pides o en tu caso se te aconseja anestesia, éste también es un factor que aumenta el coste. A menudo puedes ahorrar algo de dinero si combinas múltiples tratamientos en una sola visita en la clínica, en lugar de programar diversas visitas separadas para cada tratamiento.

¿Por qué son tan populares los rellenos dérmicos?

Los rellenos dérmicos más populares son el Restylane y el Juvéderm. En muy pocos casos se han producido efectos secundarios no deseados y complicaciones graves tras su uso. Por lo tanto, la fama les precede. Disponen de un excelente historial teniendo en cuenta que se trata de productos médicos bastante nuevos.

La seguridad es la principal preocupación tanto de los pacientes como de los médicos. Sólo debes echar un vistazo rápido a las estadísticas para ver que el procedimiento de los rellenos dérmicos inyectables es uno de los más seguros en el mercado actual.

Así que si estás buscando una forma de deshacerte de las patas de gallo, las líneas de expresión, y de otras arrugas faciales, debes considerar la opción que te ofrece el tratamiento de los rellenos dérmicos inyectables. Es lo último en procedimientos cosméticos no quirúrgicos. Son una una alternativa a la cirugía tradicional para las mejoras faciales indolora, segura y eficaz.

Valoración: 4.5/5 (8 valoraciones)

Artículos relacionados con Rellenos inyectables