Fotorejuvenecimiento

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

Con el tiempo, empezamos a ver que los signos del envejecimiento hacen mella en nuestra piel. Este proceso puede verse acelerado por factores externos como la exposición al sol, así como por los efectos provocados por los cambios producidos por la gravedad o por los cambios hormonales de cada persona.

Imagen de fotorejuvenecimiento

Todo esto se traduce en una ruptura del colágeno que da a la piel su “apariencia juvenil”. Una vez que este proceso comienza, las líneas de expresión y las arrugas nos roban el aspecto joven que una vez tuvimos.

Sin embargo, existen procedimientos disponibles que ayudan a restaurar el aspecto juvenil de forma fácil, segura y eficaz. El fotorejuvenecimiento es un método que utiliza una luz intensa que proporciona una forma menos invasiva de conseguir una piel más suave y de aspecto más joven. Se utiliza para tratar sólo las zonas afectadas de la cara, el cuello, las manos y el pecho sin afectar al tejido circundante.

Beneficios del fotorejuvenecimiento

El fotorejuvenecimiento puede proporcionar muchos beneficios entre los que se pueden incluir, por ejemplo, que prácticamente no necesita de un tiempo de recuperación y las pocas ocasiona molestias. Entre otros beneficios también podemos incluir el recuperar un aspecto más juvenil gracias a la estimulación del colágeno), lo que reduce las arrugas, mejora la autoestima, reduce los efectos de la rosácea, reduce el tamaño de los poros debido a la dismunición del exceso de grasa y proporciona un tono de piel más uniforme mediante la eliminación de las manchas producidas por la edad, manchas solares y otras manchas oscuras en la cara.

Las características del paciente

Los candidatos ideales para el fotorejuvenecimiento son aquellos que están buscando una opción para mejorar su aspecto sin los problemas de incomodidad, riesgo y recuperación de las otras técnicas quirúrgicas más invasivas. Los candidatos deben gozar de buen estado de salud y estar al tanto de los resultados reales que se pueden esperar de su tratamiento o tratamientos.

Procedimiento

Las características médicas de aquellos que están autorizados a realizar tratamientos de fotorejuvenecimiento pueden variar dependiendo del país en el que te realices el tratamiento. En algunos países sólo los médicos especializados están autorizados en llevar a cabo este tipo de tratamientos y en otros, los esteticistas licenciados tienen permitido trabajar con ciertos láseres. Todos deben tener experiencia con las técnicas láser. Te recomendamos que si estás considerando someterte a un fotorejuvenecimiento, primero debes buscar un dermatólogo cualificado o cirujano plástico que pueda llevar a cabo el procedimiento.

El procedimiento, en sí, puede tardar entre 15 y 45 minutos. Esto depende de la zona que deba tratarse. El día del tratamiento, una vez llegues a las instalaciones dónde te van a realizar el tratamiento, te llevarán a la sala del láser y te protegerán los ojos con unas gafas con lentes especializadas o con unas almohadillas para que el láser no pueda dañarte la vista.

Seguidamente te aplicarán un gel frío sobre la piel de la zona en la que se va a realizar el tratamiento. El láser tiene una superficie de vidrio que se apoya sobre la piel y unos impulsos luminosos comienzan a parpadear. En ese momento, puedes sentir una leve sensación de ardor. Cuando se aplican sobre la piel estos impulsos luminosos del láser, los tejidos de la piel absorben la energía de la luz y esto es lo que estimula la producción de colágeno.

Cuando el tratamiento ha terminado, se retira el gel, se limpia la zona tratada con una toalla caliente o un paño y se aplica una crema hidratante que contiene un filtro solar. Se puede aplicar también una compresa fría durante unos minutos si hay evidencias de inflamación. En la mayoría de los casos, el paciente podrá aplicarse una base de maquillaje inmediatamente después del tratamiento.

Normalmente, hace falta una serie de seis tratamientos para poder obtener unos resultados óptimos. Generalmente entre tratamiento y tratamiento habrá un intervalo de tres o cuatro semanas. Esto puede variar dependiendo de la condición de la piel del paciente y la zona a tratar. La mayoría de los pacientes notarán una sensación de suavidad al verse y tocarse su piel, incluso después del primer tratamiento. Cada tratamiento posterior debe producir mayores mejoras.

El periodo de recuperación

No es necesario un tiempo de recuperación prolongado despuñes del fotorrejuvenecimiento. Es posible que haya una leve inflamación temporal y posiblemente se formen algunas costras en determinadas zonas. También pueden aparecer alguna pequeña ampolla o alguna pequeña herida. La aparición de otros efectos secundarios es poco frecuente, aunque el médico te debe informar de ellos antes de firmar el formulario de autorización.

Cuando se tratan venas, la piel puede tener un aspecto ligeramente más rojo durante los siguientes de dos a cincos días después del procedimiento. Al paciente generalmente se le permite utilizar maquillaje para cubrir estas rojeces.

Las manchas producidas por la edad y las pecas tienden a oscurecerse durante los primeros tres y siete días después del tratamiento. Podemos ver los resultados de esta primera sesión en aproximadamente un mes. Cabe señalar que, de media, el paciente necesita entre tres y cinco tratamientos para borrar definitivamente las manchas provocadas por la edad.

La duración de los resultados dependerá de la cantidad de exposición al sol que el paciente reciba después del tratamiento. La exposición al sol sin protección hará que las manchas marrones y/o el enrojecimiento reaparezcan sobre la piel. Sin embargo, con el cuidado apropiado de la piel con el fin de mantenerla en buen estado y los procedimientos de mantenimiento anuales, el paciente no tendrá problemas. Con el fin de mantener activo el crecimiento de colágeno, el médico te puede recomendar que te sometas a un tratamiento cada seis o doce meses.

Riesgos del fotorejuvenecimiento

El IPL o lo que es lo mismo, la Luz Intensa Pulsada puede causar quemaduras graves. Por lo tanto, tienes que ser consciente de que muchos balnearios o centros estéticos no cuentan con ningún médico en sus instalaciones y que los "técnicos" que operan con este tipo de láseres pueden tener una formación limitada. El "técnico" es un término que se utiliza a menudo para describir a alguien con conocimientos no médicos. Esta situación es mejor evitarla.

Entre los posibles riesgos a los que se expone el paciente cuando se somete a este tipo de procedimiento se pueden incluir: costras, ampollas, moretones y cambios en la pigmentación. La mayoría de estos problemas son temporales.

Precio del fotorejuvenecimiento

El coste medio de un tratamiento facial completo oscila entre 240 € y 400 € en función del país donde se lleve a cabo y la experiencia del profesional. Como ya dijimos anteriormente, en general son necesarios entre tres y cinco tratamientos para obtener óptimos resultados, por lo que al paciente le costará entre 800 € y 2.000 € en total. Una combinación del tratamiento en diferentes zonas del cuerpo como podrían ser el pecho, el cuello y la cara podría costar entre 640 € y más de 800 € por sesión. Por lo que una vez el tratamiento haya finalizado el paciente se puede haber gastado en total entre 3.200 € y 4.000 €. Los tratamientos de las manos cuestan por lo general aproximadamente unos 200 €.

Debes mirarte los "precios especiales" y las “promociones” con cautela. El equipo de IPL que se vende a los spas y a los salones de belleza no es tan potente como el equipo que se vende en los centros médicos. Los tratamientos pueden parecer un buen negocio cuando, en esencia, no sabes que el láser que van a utilizar no es el mismo que se utilizaría en un centro médico o el nivel de estudios y de experiencia del "técnico" que va a llevar a cabo el tratamiento no son los mismos que los de un médico especializado.

Diferentes puntos a discutir con tu médico durante la primera visita

En tu primera visita deben quedar cubiertas varias cuestiones relativas al tratamiento al que estás considerando someterte. Entre estos temas podemos incluir los siguientes elementos:

  • ¿Son mis expectativas realistas sobre los resultados que puedo obtener con el tratamiento?
  • ¿Es éste el procedimiento adecuado para atender a mis necesidades y por qué?
  • ¿Cuál es el nivel de experiencia del médico en técnicas de fotorejuvenecimiento? ¿Cuántos procedimientos de este tipo ha realizado en el último año?
  • ¿Dónde se realizará el procedimiento y cuánto tiempo durará?
  • ¿Qué riesgos hay y cuántos pacientes han sufrido complicaciones en esta práctica?
  • ¿Qué periodo de recuperación será necesario?
  • ¿Cuánto tiempo duran los resultados obtenidos?

También puedes solicitar que el médico te muestra diversas fotos del antes y el después de otros casos anteriores y hablar de los costes totales para conseguir los resultados deseados. En el caso que fuera necesario, puedes discutir con él las opciones de financiación que te ofrece el centro.

Valoración: 4.6/5 (22 valoraciones)

Artículos relacionados con Fotorejuvenecimiento