Bypass gástrico

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

La cirugía del bypass gástrico se compone de un conjunto de procedimientos médicos para hacer frente a las condiciones de la obesidad mórbida. La obesidad mórbida se produce cuando una persona tiene una cantidad inusualmente severa de tejido graso acumulado que puede conducir a diversos problemas de salud.

Imagen de bypass gástrico

El término utilizado para abarcar los diferentes procedimientos quirúrgicos relacionados con la obesidad mórbida es la cirugía bariátrica. El bypass gástrico es sólo un método entre todas las operaciones de este tipo.

El bypass gástrico en primer lugar, divide el estómago en dos secciones utilizando una pequeña bolsa superior y una gran bolsa inferior. El intestino delgado se recolocará de manera que ambas bolsas puedan estar conectadas a él. Existen varias técnicas para reconectar el intestino delgado, dependiendo de la técnica utilizada, la cirugía recibirá un nombre u otro.

Esta técnica conduce a una reducción del volumen del estómago, lo que al mismo tiempo provoca que el paciente necesite comer menos. Se he demostrado que la pérdida de peso reduce la mortalidad a largo plazo en aproximadamente un 40%. Sin embargo, con frecuencia, suelen surgir algunas complicaciones. Incluso cuando ya ha pasado un mes del procedimiento quirúrgico, el paciente puede seguir estando en riesgo de muerte. Aproximadamente un 2% de los casos acaban de esta forma.

Beneficios del bypass gástrico

Entre los beneficios obtenidos gracias a la cirugía, en primer lugar, debemos nombrar los beneficios sociales por la pérdida de peso. Un paciente que se someta a este procedimiento puede perder entre 45 y 90 kilos. Mejorando el aspecto del paciente, éste es capaz de conseguir un estilo de vida mucho más activo.

La autoestima también se verá incrementada debido a esta pérdida de peso. Los problemas de salud mejorarán a medida que se reducen los factores de riesgo para diversas enfermedades graves.

Características de los pacientes

Los pacientes ideales son aquellos que necesitan perder por lo menos 45 kilos de sobrepeso, pueden tener entre 15 y 65 años de edad y no han al menos han realizado sin éxito seis intentos para adelgazar. También deben ser conscientes de los riesgos de la cirugía y estar dispuestos a modificar sus estilos de vida después de la operación. Los médicos por lo general determinarán el peso que sus pacientes deben perder mediante el cálculo de la relación entre su altura y su peso actual.

El peso actual lo colocarán frente a una escala conocida como IMC (Índice de Masa corporal). Los pacientes que son candidatos para la cirugía deberán tener un índice de masa corporal de al menos 40. Sin embargo, hay casos en los que el paciente ha sufrido una enfermedad que amenaza la vida como por ejemplo, un incidente cardio-pulmonar y en estos casos se permite la intervención quirúrgica si tiene un IMC de 35 o superior.

Dado que los problemas médicos pueden ser extensos y que este tipo de cirugía conlleva una serie de riesgos, los posibles candidatos deberán someterse a un asesoramiento y a un examen intesivo antes de la intervención quirúrgica.

Procedimiento de bypass gástrico

Hay dos tipos principales de técnicas de bypass. El Bypass Gástrico y el Roux-en-Y.

El Bypass Gástrico: Se conoce también como derivación biliopancreática. Es un procedimiento más complejo en el que se eliminan partes del estómago y se conectan directamente al intestino delgado del paciente.

El Roux-en-Y: Es un procedimiento más común en el que se crea una pequeña bolsa para el almacenamiento de alimentos a través del grapado de la mayor parte del estómago. Las comidas no pasan por la parte de los intestinos en la que se absorben los nutrientes, en condiciones normales. También se puede agregar a la parte inferior de la bolsa con la finalidad de restringir la entrada de los alimentos. Con esta operación, el vaciado de la bolsa será más lento y recibe el nombre de gastroplastia de ligamento vertical.

Dependiendo del tamaño del paciente, el Roux-en-Y se llevará a cabo a través de una pequeña incisión utilizando las técnicas laparoscópicas o por medio de un procedimiento de una cirugía abierta en la cuál es necesaria una mayor incisión.

Gracias a unas anillas o a un grapado de estómago se crea una bolsa. La función de la bolsa es limitar la ingesta de alimentos del paciente. Se une la bolsa al intestino delgado con una sección en forma de Y para evitar el área del intestino en la cuál se absorben las calorías y los nutrientes.

En el bypass gástrico, se quita una sección del estómago creando así una bolsa para los alimentos. A pesar de esto conduce a una rápida pérdida de peso, esta técnica también puede conducir a problemas de nutrición, por lo que no se utiliza tan comúnmente.

Periodo de recuperación

Los pacientes que se han sometido a una cirugía de bypass gástrico, por lo general, pierden aproximadamente dos tercios de exceso de peso de forma progresiva en los dos años siguientes a la cirugía. La nueva bolsa de alimentos creada, en un principio, está diseñada para poder contener como máximo 28 gramos de comida. Más adelante se ampliará su capacidad para poder contener entre 56 y 85 gramos. Los pacientes comerán menos, ya que la comida permanece más tiempo en la bolsa y esto hace que el paciente se sienta saciado.

El paciente puede tener problemas de salud a largo plazo provocados por la anemia. Ésta puede conducir a la osteoporosis y otras enfermedades de los huesos causadas por la no absorción de nutrientes. Debido a esto, los pacientes tendrán que tomar suplementos nutricionales para evitar que esto ocurra. El médico puede recetar al paciente algunos medicamentos especiales y alimentos de por vida.

Será necesaria una estrecha vigilancia médica a partir del procedimiento. Es muy probable que el paciente ya no pueda volver a tolerar las comidas altas en grasa y azúcar, por lo que esto también será una razón para que siga perdiendo peso a largo plazo. El apetito también se puede reducir con el cambio de la liberación de hormonas que causan el hambre.

Es posible que una vez el peso del paciente se haya estabilizado, normalmente al cabo de un año, sea necesario que se someta a un modelado corporal para eliminar toda la piel que ha quedado flácida. Este procedimiento está diseñado para eliminar el exceso de piel estirada cuando el paciente tenía sobrepeso.

Riesgos asociados con la cirugía de bypass gástrico

Existe aproximadamente un 2% tasa de mortalidad, que supera a las tasas de otros procedimientos quirúrgicos. Los riesgos quirúrgicos comunes también están presentes en este procedimiento, es éstos podemos incluir las infecciones, descomposición de las grapas que da lugar a fugas, la apertura de la herida, las úlceras, la coagulación sanguínea y algunos problemas cardíacos. Estas y otras complicaciones están presentes en aproximadamente el 10% de los pacientes.

El proceso de comer también se verá muy afectado. Los pacientes tendrán que comer raciones más pequeñas durante ocho o diez días y no será capaz de beber líquidos mientras está comiendo, ya que la bolsa no tiene la capacidad suficiente para mantener tanto la comida como los líquidos. A los pacientes por lo general se les aconseja que consuman proteínas en un primer momento, ya que la proteína es el nutriente más importante que existe.

Otros riesgos a los que el paciente está expuesto podrían ser que la bolsa se vaya haciendo grande a medida que pasa el tiempo, llegando incluso a su tamaño original. Como ya hemos comentado anteriormente, las desintegraciones de las anillas o de las grapas de la bolsa podrían provocar fugas. La fuga de ácido del estómago a los demás órganos puede desembocar a una situación peligrosa. Si los contenidos estomacales se mueven demasiado rápido pueden causar debilidad, náuseas, flatulencias y diarreas. Las cuestiones nutricionales también pueden conducir a otros problemas de salud.

Precio del bypass gástrico

El procedimiento implica un largo periodo de hospitalización y muchas visitas de seguimiento. Los profesionales médicos cirujanos, anestesistas, psicólogos, etc. también se deben contemplar dentro de los gastos que este procedimiento te puede causar. Por lo tanto, el precio medio para un bypass gástrico puede variar desde 16.200 € a 44.600 €. Con este gasto, también deberías considerar el tiempo que deberás estar de baja, ya que el período de recuperación dura 90 días o más.

Puntos que debes tratar con tu médico durante la primera visita

Antes de decidirte por un procedimiento de bypass gástrico, debes tener una larga y tendida conversación con tu médico. Debes informarte perfectamente del procedimiento quirúrgico en sí, exponer tus razones para querer someterte al procedimiento, los resultados que deseas obtener y los problemas relacionados con la recuperación y el cuidado a largo plazo. Las opciones de anestesia también se tratarán en esa visita.

Preguntas que le puedes hacer a tu médico:

  • ¿Dónde se realizará la cirugía y qué procedimiento es el mejor para mi caso?
  • ¿Cuáles son los costes asociados con el procedimiento (hospital, radiografías, etc.) para poderlos incluir en el precio final?
  • ¿Qué experiencia tiene el cirujano?
  • ¿Qué porcentaje de pacientes han tenido complicaciones y cuáles son las complicaciones con las que me puedo encontrar?

También es posible que desees hablar con otros pacientes acerca del bypass gástrico para conocer de primera mano sus experiencias con este procedimiento. Todos los medicamentos que tomas actualmente o los problemas de salud que sufres, los debes comunicar a tu médico antes de someterte al procedimiento.

Valoración: 4/5 (19 valoraciones)

Artículos relacionados con Bypass gástrico