Maquillaje permanente

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

Entre los diferentes tipos de maquillajes permanentes podemos incluir el perfilador permanente de labios, el delineador permanente, las cejas pintadas permanentes o incluso la micropigmentación para camuflar cicatrices. El maquillaje permanente está aumentando en popularidad.

Imagen de maquillaje permanente

Esta técnica consiste en un método de aplicación de coloración a la piel de una persona de la misma manera que se aplica un tatuaje.

Muchos famosos se han sometido a tratamientos cosméticos permanentes. Entre algunos ejemplos podemos nombrar a Cher, Angelina Jolie y Britney Spears.

Para las personas que pasan mucho tiempo maquillándose, que tienen horarios apretados, que son mujeres trabajadoras y desean disimular alguna cicatriz postoperatoria, la micropigmentación puede ser una muy buena elección.

La normativa relacionada con el maquillaje permanente puede variar de un país a otro. En Estados Unidos, incluso puede variar de una ciudad a otra. Mientras que en EE.UU. las regulaciones están bajo la jurisdicción del Departamento de Salud, por lo general, son las Juntas Estatales de Cosmetología las que en realidad supervisan estas regulaciones.

En algunas regiones, por ejemplo, a los cosmetólogos no se les permite realizar el procedimiento de micropigmentación. Por ejemplo, en Australia está prohibido hacer publicidad de los procedimientos de micropigmentación como "permanentes", ya que los tatuajes se desvanecen con el tiempo y este tratamiento requiere retoques cada tres o cinco años.

Beneficios del maquillaje permanente

No existen muchos beneficios asociados a la micropigmentación. La Academia Americana de Micropigmentación enumera los siguientes beneficios: La comodidad de no tener que aplicarte el maquillaje a diario que, a la larga, puede ahorrarte unas cien horas al año. También elimina el riesgo a que el paciente sufra posibles reacciones alérgicas provocadas por el maquillaje tradicional. Para los pacientes que normalmente podrían tener dificultades para aplicar el maquillaje (por ejemplo, pacientes con artritis), esto ya no representaría ningún problema. La paciente podría llevar siempre un maquillaje "perfecto". Las irregularidades o pequeñas imperfecciones faciales, tales como una línea del contorno labial desigual, se podrían corregir.

Las cuestiones médicas relacionadas con las largas horas de utilización del ordenador o con la cirugía LASIK también pueden ser razones para querer someterse a una micropigmentación. Un estilo de vida activo al aire libre puede requerir que la paciente se decante por esta opción, ya que la aplicación de maquillaje de forma diaria puede quitarnos mucho tiempo. La micropigmentación también puede proporcionarte un "look natural" que es difícil de conseguir con el maquillaje tradicional. Se puede compensar con la micropigmentación la pérdida de pelo en las cejas, el nacimiento del cabello y las patillas. Las decoloraciones de la piel y de las cicatrices son cuestiones que pueden abordarse con la micropigmentación.

Las características del paciente

Un candidato ideal para micropigmentación es una persona que goza de buena salud y tiene unas expectativas realistas sobre los resultados que puede obtener con este procedimiento. Es importante ser muy específico sobre lo que se quiere y el color exacto del efecto deseado, por ejemplo un color labial especial. No hay un límite máximo de edad para poder aplixar el maquillaje permanente. Algunas personas mayores con una buena calidad de piel, pueden ser correctas candidatas para la micropigmentación.

Sin embargo, las mujeres menores de 35 años, no suelen ser buenas candidatas, ya que no se suelen sentir cómodas con un maquillaje para toda la vida. También las mujeres con tonos de piel más oscuros tampoco pueden ser buenas candidatas, ya que una pigmentación labial más oscura puede evitar que los colores se vean correctamente. Además, aquellas mujeres que pasan mucho tiempo en cabinas de bronceado o bajo la exposición solar, no se suelen animar a someterse a una micropigmentación ya que los colores pigmentarios puede cambiar.

Procedimiento de micropigmentación

El procedimiento de micropigmentación implica no sólo a la superficie de la piel, conocida como epidermis, sino también a la capa que se encuentra debajo de la superficie. Esta capa recibe el nombre de dermis. La razón de esto es que la superficie de la piel normalmente elimina las células muertas de la piel, provocando así una alteración de los resultados de coloración del procedimiento. Por lo tanto, el color o pigmento se tatua en ambas capas de la piel. Inicialmente deberás discutir con tu médico la claridad o la oscuridad del pigmento. Normalmente, los pacientes eligen un color más claro y luego programan otro tratamiento para oscurecer ese color.

El proceso de aplicación de maquillaje permanente es generalmente más cómodo que lo que se cree. Este es el resultado de las mejoras en los anestésicos que están específicamente diseñados para el proceso de micropigmentación. El tiempo que duran los efectos del anestésico es generalmente de treinta minutos. En ese momento, el pigmento se aplica utilizando una herramienta eléctrica o manual.

Las herramientas manuales son originarias de los antiguos métodos que usaban instrumentos afilados para colocar el pigmento bajo la piel. Las herramientas manuales se han reemplazado en su mayoría por equipos mecanizados como el lápiz cosmético o pluma giratoria y por una máquina de bobina. Aun así, hay un número cada vez mayor de especialistas que utilizan el método de la herramienta manual porque creen que ofrece un mayor control, comodidad y confort para el paciente. Puesto que la esterilización es de primordial importancia, las agujas deben ser proporcionadas por los fabricantes en paquetes pre-esterilizados. Durante el procedimiento, la herramienta utiliza unos implantes minúsculos, biológicamente neutros, para inyectar los gránulos de pigmento por debajo de la superficie de la piel.

Una vez finalizado el procedimiento de micropigmentación, el cirujano te dará instrucciones para su cuidado posterior y te mandará de vuelta a casa. Normalmente programará una cita de seguimiento para realizar posibles retoques.

Periodo de recuperación

En kit de cuidados posteriores puede incluir unas gotas oculares, compresas frías y ungüentos. Puedes esperar algún signo de inflamación, especialmente si te has sometidos a un procedimiento que implique la coloración de labios o la aplicación de un delineador de ojos. Este efecto suele notarse más durante el primer día después del procedimiento. El tiempo de curación consiste en la aparición de una coloración variable y puede durar varios días.

El paciente te podrá aplicar compresas frías o bolsas de hielo para reducir la incomodidad y la zona tratada debe estar totalmente protegida de los rayos solares. Para aquellos que sufren herpes labiales crónicos, el médico puede ayudar a prevenir éstas reacciones con una serie de medicamentos recetados.

En unas cuatro o seis semanas, tendrás una visita de seguimiento con tu cirujano cosmético. La mayoría de los procedimientos de micropigmentación requieren más de una visita. La segunda visita será similar a la del primer procedimiento, pero generalmente se necesitará menos tiempo, aunque el tiempo de recuperación será el mismo. A veces, puede no ser necesario un tercer procedimiento y lo único que le queda al cirujano es hacer una foto del "después" de la paciente. Si se realiza una sesión adicional, es posible que el cirujano necesite volver a hacerte fotos para guardarlas en su archivo.

Nota: Asegúrate de informar a cualquier médico que te visite posteriormente que te has sometido a un tratamiento de micropigmentación. Hay ciertas consideraciones médicas y restricciones que deben aplicarse a ciertos procedimientos futuros, como las resonancias magnéticas.

Riesgos del maquillaje permanente

Todos los procedimientos cosméticos conllevan una serie de riesgos. Comúnmente entre ellos se pueden incluir la infección, que puede ser tratada con antibióticos, las reacciones alérgicas, la formación de queloides y de granulomas.

Como ya mencionamos anteriormente, la micropigmentación no es en realidad "permanente" en sus primeros resultados, ya que con el paso del tiempo puede cambiar color y los colores también pueden verse afectados por la exposición a la luz solar.

Precio del maquilaje permanente

La micropigmentación puede costar una media de entre 280 € y 480 € por procedimiento. Las tarifas dependen del país donde te realices la micropigmentación y las calificaciones de la persona que te realice el procedimiento. Por ejemplo, un médico estético experimentado puede cobrarte más que un simple técnico. Ten en cuenta que las tarifas cotizadas posiblemente sólo cubran los costes médicos y no cubran todos los gastos varios. Las costas procesales completas deben quedar claras durante tu primera visita.

Ni la Seguridad Social ni las Mutuas de Seguros cubren el coste de los procedimientos de micropigmentación, por esa razón, es posible que desees discutir el tema de la financiación con tu médico, si fuera necesario.

Posibles temas que tratar con tu cirujano durante la primera visita

Durante tu primera visita debes hablar de varios temas con tu médico. Para determinar si la micropigmentación es un procedimiento seguro y adecuado para tu caso en especial. Por ese motivo es importante que busques un médico certificado por el consejo ya que puede ser la mejor opción para llevar a cabo tu plan de forma segura. Cuando salgas de la consulta, debes tener perfectamente claros todos los detalles del procedimiento, incluyendo las precauciones y las recomendaciones para el periodo de recuperación. También debes proporcionarle a tu doctor tu historial médico completo en el que se vean reflejados todas las condiciones médicas existentes y todos los medicamentos recetados que estás tomando.

Ten muy en cuenta que los requisitos de licencia varían de un país a otro. Por ejemplo, en California, no se requiere licencia para realizar una micropigmentación. En otros estados de Estados Unidos si que tienen requisitos específicos que van desde los de un artista del tatuaje con licencia a los de un profesional médico con licencia. Esto puede significar una diferencia abismal, ya que uno puede realizar el tratamiento sólo con un cursillo y el otro necesita una licencia de cirujano plástico.

Asegúrate de verificar las credenciales de la persona que te proporciona el tratamiento. Algunas sugerencias:

  • Intenta obtener referencias de pacientes anteriores.
  • Pregunta acerca de la experiencia del practicante, es decir, ¿cuántos procedimientos de este tipo ha realizado en el último año?.
  • Solicitar fotos del antes y del después
  • Solicitar información sobre el equipo y el tipo de pigmentación que se utilizará en tu caso.
  • Preguntar la duración del procedimiento.
  • En el lugar dónde se llevará a cabo el procedimiento.
  • Los costes totales asociados, incluyendo las visitas de seguimiento.
  • Cuáles son los posibles riesgos y efectos secundarios y con qué frecuencia surgen en esa práctica particular.
Valoración: 4.3/5 (9 valoraciones)

Artículos relacionados con Maquillaje permanente