Tratamiento para el acné

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

La mayoría de nosotros hemos sufrido, en un momento u otro, los efectos del acné. Más del 80% de la población, entre el inicio de la pubertad y hasta bien entrada la edad adulta, ha experimentado esta enfermedad inflamatoria.

Imagen de tratamiento para el acné

El término médico para estos defectos es el acné común conocido también como acné vulgaris y es una condición común de la piel, causada por cambios en la unidad pilosebácea. Estas unidades son las estructuras de la piel consistentes en un folículo piloso y la glándula sebácea asociada. Los cambios producidos están causados por la estimulación del andrógeno, que es una hormona esteroide, como la testosterona.

Esta condición tiene la forma de erupciones cutáneas tanto inflamatorias (en sus formas más graves) como no inflamatorias. El acné vulgaris tiende a afectar más seriamente las zonas de la piel con una mayor densidad de folículos sebáceos. Estas zonas incluyen generalmente la cara, la parte superior del pecho y la espalda. Las lesiones del acné se conocen comúnmente como espinillas, manchas, puntos negros, granos o simplemente acné y en algunos casos puede causar cicatrices permanentes.

El acné es una condición que se presenta más frecuentemente durante la adolescencia, ya que afecta a más del 89% de los adolescentes y normalmente continúa presente hasta bien entrada la edad adulta. La aparición del acné en la adolescencia suele estar relacionada con un aumento de las hormonas sexuales masculinas llamada testosterona. La testosterona se produce en mayores cantidades tanto por los chicos como por las chicas durante la pubertad. Para la mayoría de las personas, el acné tiende a desaparecer a medida que los niveles hormonales se reducen, es decir, cuando el adolescente cumple veinte años o más.

A pesar de que esta sea la “regla general”, la desaparición del acné es impredecible. Algunos continúan sufriendo esta condición en la piel hasta los treinta, los cuarenta e incluso hasta más edad. Hay muchas creencias erróneas asociadas con el acné. El acné no es causado por una falta de higiene facial, pero una buena higiene y es uso productos especializados para el cuidado de la piel pueden ayudar con esta condición, aunque la causa principal es hormonal. No hay una conexión científica probada entre el consumo de determinados alimentos o la exposición al sol con los efectos posteriores (positivos o negativos) sobre las condiciones del acné.

En algunos casos de acné severo que no responde a los medicamentos, puede ser conveniente visitar a un dermatólogo (médico de la piel) o a un cirujano estético para hacer frente a la cicatrización asociada con esta afección. Las cicatrices producidas por el acné pueden ser abultadas llamadas cicatrices hipertróficas y/o cicatrices atróficas) que son aquellas cicatrices producidas por la falta de piel que son las cicatrices más comunes. La apariencia de las cicatrices tienen un amplio abanico, que va desde las que parecen haber sido causadas por un objeto afilado y punzante a las que son más anchas y redondeadas.

Debido a que hay diferentes tipos de cicatrices producidas por el acné, las revisiones quirúrgicas dependerán del tipo que tengas. Una visita a tu médico te ayudará a escoger la mejor opción de tratamiento para tu caso en particular.

Beneficios de los tratamientos para el acné

Los principales problemas asociados con el acné severo están directamente relacionados con problemas de autoestima y de interacciones sociales. Esto es especialmente cierto en las personas que han pasado la pubertad y son más vulnerables a las emociones negativas relacionadas con los sentimientos de inseguridad. La finalidad de aplicar un tratamiento para las cicatrices acneicas puede ser en muchos casos, para aliviar estos sentimientos negativos y promover las positivas interacciones sociales.

Tipos de tratamientos para el acné

Hay muchos tratamientos disponibles para eliminar las cicatrices acneicas. A continuación os mostramos algunos de ellos:

  • Las exfoliaciones químicas
  • La cirugía láser de rejuvenecimiento de la piel o ritidectomía
  • La dermoabrasión
  • La microdermabrasión
  • El aumento de los tejidos blandos
  • Los fotofaciales

Características de los pacientes

Si las cicatrices acneicas están afectando negativamente a la autoestima y la interacción social del paciente, entonces esa persona puede ser una buena candidata para que se le realice el tratamiento médico del acné como la eliminación de espinillas, puntos negros o poros, grandes manchas y cicatrices en la cara, a veces en el cuello, en la parte superior del pecho, en la espalda y la parte superior de los brazos. Ten en cuenta que los tratamientos del acné son proporcionados tanto por los cirujanos cosméticos como por los dermatólogos. Tu médico es la persona quien mejor te puede informar y aconsejar sobre los tratamientos.

Procedimiento para tratar el acné

Las exfloliaciones químicas: En este tratamiento se utilizan productos químicos para eliminar la primera capa de piel para suavizarla e incluso quitar cualquier tejido de la cicatriz. Este tratamiento consigue unificar el color de la piel y es muy útil para las cicatrices superficiales. El cirujano aplica la sustancia química sobre la piel con un aplicador con la punta de algodón. Se comienza por la frente y sigue por las mejillas hasta llegar a la barbilla.

Se trata de un procedimiento ambulatorio y se puede realizar con un anestésico suave. Se utilizan diferentes compuestos químicos para las exfoliaciones en profundidad y para las exfoliaciones superficiales. Mientras que para estas últimas no se requiere un tiempo de curación, para las exfoliaciones más profundas a menudo se necesitan un máximo de dos semanas para sanar.

La cirugía láser de rejuvenecimiento de la piel o ritidectomía: Este tratamiento se usa comúnmente para reducir las manchas y para eliminar las cicatrices producidas por el acné. Este tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo con láser ayuda mediante la eliminación de la capa superior de la piel y la estimulación de la producción de colágeno en las capas superficiales de la piel.

La ritidectomía consiste en la utilización de un dispositivo que utiliza una luz amplificada para vaporizar la capa superior de la piel, lo que permite el crecimiento de la piel nueva. Los tres tipos más comunes de los láseres utilizados son el láser YAG, el láser de dióxido de carbono y el láser de colorante o también conocido como pulsed dye. Este procedimiento es relativamente intensivo y la mayoría de la gente necesita varias sesiones para ver los resultados.

El láser estimula las capas más profundas de la piel para fomentar un sano crecimiento del colágeno e incrementar la tasa de renovación celular. Los láseres también pueden reducir el tamaño de los poros durante el tratamiento reduce la grasa de las glándulas sebáceas. Este proceso mantiene sanas las células de la piel y fortalece la piel con el paso del tiempo. El calentamiento de las glándulas sebáceas puede ser muy eficaz en el tratamiento activo del acné.

Los avances en las tecnologías de láser también pueden eliminar los puntos negros o poros, los granos, las espinillas y reducir el tamaño de los quistes. La frecuente exposición al láser es la clave del éxito para el tratamiento del acné, tanto jóvenes como mayores que sufren las consecuencias del acné pueden beneficiarse de la terapia con láser. Tiene resultados especialmente buenos cuando esta técnica se combina con unas reglas específicas de cuidado de la piel y un estilo de vida saludable. Sin embargo, hay que señalar que este tipo de tratamiento del acné puede ser relativamente caro en comparación con otros métodos destinados al mismo fin

La dermoabrasión: Es una técnica que se utiliza para mejorar la apariencia de la piel, eliminando las capas más superficiales de la cicatriz con instrumentos quirúrgicos. Con este procedimiento se elimina la primera capa de piel ("abrasión") dejando visible la segunda capa. La técnica implica el uso de un cepillo eléctrico con una punta de diamante la cuál es la encargada de retirar la capa superficial de la piel, por lo que puede llegar a ser relativamente dolorosa. Debido a esto, el procedimiento puede requerir anestesia general o anestesia parcial, con la que el paciente todavía se encuentra parcialmente consciente.

Después del tratamiento, la piel queda enrojecida, irritada y en carne viva. Son necesarios varios meses para que la piel se recupere por completo consiguiendo un aspecto saludable.

La dermoabrasión es útil para la eliminar las cicatrices con relieve, aquellas que se elevan por encima de la piel que las rodean o también conocidas como cicatrices hipertróficas, en cambio es menos eficaz con las cicatrices hundidas o cicatrices atróficas. Sin embargo, en la última década, se ha vuelto más común el uso del láser en esta técnica. Aunque es más cara, la dermoabrasión con láser es mucho más fácil de controlar y de medir y se lleva a cabo prácticamente sin sangrado en comparación con la dermoabrasión clásica.

La microdermabrasión: En este procedimiento, unas pequeñas partículas que pasan a través de un tubo de vacío, raspan suavemente la capa superior de la piel con cicatrices para estimular el crecimiento de las nuevas células. La microdermabrasión, en oposición a la dermabrasión estándar, está indicada para pacientes con cicatrices leves. Cabe señalar que suelen ser necesarias múltiples visitas para lograr los mejores resultados.

Para profundas cicatrices deprimidas, el médico recorta el núcleo del tejido de la cicatriz con una pequeña aguja y después sutura el agujero resultante. Durante cada sesión, suelen ser tratadas un número significativo de estas cicatrices. Una alternativa a este paso puede implicar la sustitución de la pieza extirpada por un pequeño injerto de piel normal que a menudo es tomada de detrás de la oreja y luego es colocada en su lugar.

La microdermabrasión es indolora, ya que es menos invasiva que la dermoabrasión clásica y los tratamientos con láser. Además este tratamiento es más económico. Tiene menos efectos secundarios y se puede realizar sin anestesia si se realiza en un spa, en un salón de belleza o en una consulta médica.

El aumento de tejidos blandos: Este procedimiento utiliza un relleno inyectable y es útil para las cicatrices menos profundas producidas por el acné. Los materiales que se utlizan para el relleno no son permanentes, por lo general, tienen una duración dependiendo del material que va desde unas cuantas semanas a nueve meses como máximo. Sin embargo, algunos de los nuevos materiales que se utilizan como relleno, como pueden ser el Restylane® y el Hylaform® pueden durar entre dos y seis años después de las inyecciones. La mayoría de estos materiales trabajan estimulando el colágeno natural de tu cuerpo y rellenando la zona dónde se han inyectado. Este tratamiento se realiza como un procedimiento ambulatorio ligeramente molesto.

En algunos casos, las cicatrices son tratadas con injertos de grasa, es una técnica que coge grasa de otras áreas de tu cuerpo para después inyectarlas en las cicatrices y así rellenar las áreas deprimidas. Los efectos de la inyección de grasa tienden a ser más duraderos y con menos posibilidades de rechazo. Es posible que a veces se produzca un rechazo por la introducción de un material extraño en nuestro organismo.

Fotofaciales: Esta técnica generalmente se utilizada para ayudar a reducir las finas líneas de expresión y las arrugas, además mejora el tono de la piel y el cutis. Sin embargo, también puede ser eficaz en la disminución del porcentaje de brotes de acné y el endurecimiento de los poros. El procedimiento consiste en la combinación de unas ondas de energía con una luz roja y azul que ayudan a rejuvenecer y reparar la piel dañada, por ese motivo la aparición de brotes de acné será mucho menos frecuente.

Con el tiempo, la piel también se vuelve más fuerte y menos susceptible a las manchas y al acné. Los tratamientos fotofaciales de rejuvenecimiento son cada vez más precisos y eficaces para el tratamiento de tejidos de la piel.

Puesto que la luz es proyectada de forma específica, el tratamiento tiene un bajo riesgo de agravar o empeorar el estado de los tejidos de la piel que rodean la zona a tratar. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria y la mayoría de la gente puede ver los resultados después de una sola sesión. Los efectos secundarios más comunes y que suelen desaparecer al cabo de una horas del rejuvenecimiento fotofacial son una ligera hinchazón y un enrojecimiento de la zona tratada.

Recuperación

La mayoría de los tratamientos para el acné se realizan de forma ambulatoria y no requieren de una prolongada recuperación. La principal excepción, es el procedimiento de dermoabrasión que requiere más anestesia y se produce un mayor sangrado. El tiempo de curación de la dermoabrasión son varios meses a diferencia, por ejemplo, del rejuvenecimiento fotofacial, que tiende a curarse en unas cuantas horas.

La invasividad del procedimiento determinará los periodos necesarios para la recuperación que deberás consultar siempre a tu médico. En todos los casos, tu médico te dará una serie de instrucciones que debes seguir rigurosamente y que generalmente, incluyen artículos como, evitar la exposición directa del sol.

Los riesgos asociados con los tratamientos contra el acné

Los riesgos asociados con los tratamientos del acné, por supuesto, dependerán del procedimiento escogido. A continuación, te ofrecemos un resumen, que nunca debe sustituir a la opinión de un médico cualificado.

Las exfoliaciones químicas: Las exfoliaciones químicas rara vez provocan serias complicaciones, sin embargo, existen ciertos riesgos. Estos riesgos pueden incluir cicatrices, infecciones, inflamaciones, cambios en el tono de la piel y brotes de herpes labial. Puedes reducir los riesgos asociados con las exfoliaciones faciales, siguiendo estrictamente todas las instrucciones del médico y proporcionando a tu médico tu historial médico completo.

La cirugía láser de rejuvenecimiento de la piel o ritidectomía: Presenta posibles reacciones adversas que incluyen una cantidad excesiva de cicatrices, infección, pérdida de la pigmentación normal de la piel, enrojecimiento de la piel y sequedad de la zona, entre otros. Estas reacciones pueden minimizarse de acuerdo con el nivel de habilidad del médico que realiza el procedimiento. Sin embargo, incluso si estás siendo tratado por un profesional altamente calificado, las reacciones indicadas pueden suceder.

En particular, las personas con piel más oscura son más propensas a desarrollar una pigmentación desigual, mientras que las personas que hayan utilizado Accutane® (un tratamiento común para el acné) o aquellas con ciertas enfermedades del tejido conectivo son más propensas a tener cicatrices. Son varias las condiciones inflamatorias de la piel que pueden aumentar el riesgo a reacciones adversas y las exfoliaciones con láser pueden, en algunos casos, activar el virus del herpes y posiblemente, activar otros patógenos latentes. En la mayoría de los casos, al paciente se le administra un medicamento antiviral oral y a veces, antibióticos antes y después del procedimiento.

La dermoabrasión: los riesgos potenciales de la dermoabrasión pueden variar de paciente a paciente. Los riesgos estándares son el sangrado excesivo, la infección y la reacción adversa a la anestesia. Algunos pacientes son más propensos a diferentes crecimientos de la piel, lo que también es conocido como queloides, desarrollo excesivo del tejido cicatricial o cicatrices hipertróficas. Éstos suelen ser tratados con la aplicación o la inyección de medicamentos esteroides para ablandar el tejido de la cicatriz.

Los pacientes que son propensos a crecimientos de la piel, generalmente no son buenos candidatos para esta cirugía. A pesar de que es responsabilidad del médico o del cirujano estético tener en cuenta esa posibilidad durante la visita inicial. Además, durante la consulta, el cirujano dermoabrasivo debe averiguar si el paciente es propenso a infecciones de herpes simple como el herpes labial. Estas infecciones virales pueden ser agravadas por el procedimiento de dermoabrasión. Antes de la cirugía, el médico te recetará unos medicamentos antivirales para evitar este riesgo.

Hay posibilidad que aparezcan espinillas, generalmente se van por sí solas o se pueden eliminar con el uso de una esponja abrasiva o un jabón. Ocasionalmente, el cirujano puede verse obligado a quitarlas. Algunos pacientes pueden desarrollar un agrandamiento de los poros de la piel, pero éstos generalmente vuelven a su tamaño normal una vez que la hinchazón disminuye.

Otro riesgo al que nos exponemos con la dermabrasión es el engrosamiento de la piel como resultado del crecimiento de piel nueva después del procedimiento. Sin embargo, esto raramente se considera un problema grave. Este riesgo puede ser tratado por el cirujano con inyecciones o en casa con cremas de cortisona.

La microdermabrasión: Sólo hay un riesgo en común, aunque menor, asociado con la microdermabrasión y se relaciona con el balance de color de la piel, en otras palabras, te puede provocar manchas oscuras o claras. La razón por la que el riesgo es tan pequeño con la microdermabrasión es porque es un procedimiento relativamente no invasivo que sólo elimina la capa superior de la piel. Esta capa está formada básicamente por las células muertas de la piel. Esto hace que el tejido vivo que se encuentra debajo, permanezca intacto.

El aumento de tejidos blandos : Los riesgos pueden incluir desplazamiento o aglutinamiento del material de relleno. Una extirpación quirúrgica puede ser necesaria para corregir estos bultos o nódulos. La infección y la hemorragia, que es estándar para todos los procedimientos invasivos, también puede tener lugar en éste. Se puede desarrollar después del tratamiento sensibilidad o erupción en la piel.

Fotofaciales: Este procedimiento tiene menos efectos secundarios a largo plazo. Los efectos secundarios a corto plazo incluyen una mayor visibilidad de los pequeños capilares, enrojecimiento e hinchazón. Todos estos efectos comienzan a desaparecer con relativa rapidez, al cabo de unas horas, después de que el tratamiento haya finalizado.

Se han observado incidentes aislados de sangrado y formación de ampollas, junto con la decoloración de la piel. La cicatrización es también posible, pero extraña.

El cáncer de piel, el embarazo, las formaciones de queloides (cicatrices excesivas) y lesiones abiertas pueden impedir una segura recepción del tratamiento para el paciente. Es imprescindible que los medicamentos actuales y la historia médica del paciente se analice por el cirujano plástico o estético antes de comenzar el tratamiento.

Precio del tratamiento para el acné

Los costes asociados con los diversos tratamientos del acné pueden variar ampliamente, dependiendo de una serie de factores. Estos factores pueden incluir (pero no se limitan sólo a ellos): honorarios médicos, anestesia, los costes de los materiales (tales como productos químicos utilizados en las exfoliaciones), los honorarios de las instalaciones y las variaciones en las tasas económicas de cada región. Es muy importante hablar de los costes totales del procedimiento con tu médico. Las visitas de seguimiento que sean necesarias deben estar incluidas en los costes (sobretodo con los tratamientos de láser).

10 Cosas que discutir con tu cirujano durante las visitas

  • ¿Cuáles son las expectativas reales a mi favor asociadas con mi recomendación?
  • ¿Cuáles son los trámites que se deben realizar y el centro acreditado para el tratamiento del acné?
  • En mi caso, ¿cuál es la técnica ideal para mi y cómo se realiza?
  • ¿Qué tipo de anestesia utilizará el cirujano durante la cirugía?
  • ¿Cuáles son los costes totales del procedimiento (incluyendo las visitas posteriores) y cuál es el desglose de éstos?
  • ¿Cuál es el nivel de experiencia del cirujano que realizará del procedimiento?
  • ¿Qué porcentaje de pacientes experimentan complicaciones y cuáles son las complicaciones más comunes?
  • ¿Cuál es la política del cirujano en cuanto a corregir o repetir el procedimiento si el tratamiento no cumple con los objetivos acordados (costes, etc)?
  • ¿Qué debo esperar después del procedimiento, en términos de dolor, cicatrización adicional, nivel de actividad, etc.?
  • ¿Alguna vez la cobertura del seguro médico por mala praxis ha sido rechazada, suspendida o revocada?

Artículos relacionados con Tratamiento para el acné