Dermatología cosmética

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

La gente suele tener una imagen del dermatólogo estético como un médico de lujo que sólo visitan las personas pudientes que pueden permitírselo. Mantener la piel sana parece bastante fácil siguiendo una rutina bien establecida de "limpiar, tonificar e hidratar". Si a tu rutina diaria incorporas más productos cosméticos tu piel seguro que mejora.

Imagen de dermatología cosmética

Sin embargo, hay algunas problemas de la piel que no se ven a simple vista. Éstas requieren un cierto nivel de habilidad y experiencia para que sean diagnosticadas adecuadamente. Incluso aunque diariamente sigas un mantenimiento sencillo y natural de belleza, si de vez en cuando visitas a un especialista te ayudará a mejorar tu piel. De esta forma, podrás estar seguro de que no tienes problemas ocultos en la piel que puedan llevar a problemas más serios en el futuro.

¿Qué es un dermatólogo estético?

Un dermatólogo estético es un médico especialmente entrenado, con capacidad para diagnosticar, tratar y prevenir posibles enfermedades de la piel. Atender a pacientes de diferentes edades con la finalidad de ofrecerles la ayuda necesaria para mejorar su piel.

Según la experiencia del dermatólogo estético puede ser capaz desde tratar enfermedades simples de la piel, como el acné preadolescente y las irritaciones de la piel, a ofrecer soluciones para los problemas más complejos como el cáncer de piel y la psoriasis. El dermatólogo también visita y ofrece tratamiento a las personas que tienen problemas en las uñas. La dermatología cosmética en muchas ocasionen trata a los pacientes que quieren retrasar los signos del envejecimiento y reducir al mínimo las líneas y arrugas que ya son visibles.

También pueden ayudar a los pacientes que experimentan una pérdida de peso extrema y son capaces de proporcionar tratamientos en el cuero cabelludo para ayudar a que el pelo crezca más fuerte y más largo.

Al igual que otros médicos que tienen su propia especialidad, los dermatólogos estéticos estudian durante años, asisten a clases muy específicas y realizan prácticas laborales. Cuando acaban la carrera, tienen que estudiar durante varios años más y hacer prácticas para especializarse en dermatología cosmética. Los alumnos están obligados a hacer exámenes periódicos. Cuando llegan al final de la carrera tienen que realizar un examen final para completar su formación. Aquellos alumnos que aprueben el último examen, podrán continuar con su formación práctica en hospitales.

Después de completar todos los requisitos de formación, los aspirantes a dermatólogo estético deben presentarse y aprobar un examen final. Aquellos que aprueban el examen pueden abrir su propia clínica privada o formar parte de algún departamento de dermatología de un hospital. Aquellos que deseen recibir una formación adicional pueden hacerlo especializándose en procedimientos más específicos.

¿Qué procedimientos dermatológicos cosméticos se pueden realizar?

Existen diferentes tipos de procedimientos dermatológicos cosméticos a los que te puedes someter dependiendo de tu condición de la piel y del resultado que quieras obtener. En base a las necesidades de tu cuerpo, tu médico te puede guiar a través de los siguientes procedimientos:

Peeling Químico

Los peelings químicos quitan la primera capa de la piel para dejar visible una capa más suave. Hay tres tipos de peelings que el dermatólogo cosmético puede utilizar a un paciente, en función del estado de la piel facial.

Los ácidos que se utilizan para quemar la piel exterior, son capaces de eliminar las finas líneas de expresión y las arrugas. Para alcanzar los mejores efectos posibles, el paciente deberá someterse a varias sesiones. En este tipo de procedimiento no se requiere ni sedación ni anestesia. Es un procedimiento ambulatorio que suele durar entre unos treinta minutos y una hora.

Cirugía de párpados

En este procedimiento quirúrgico, se realiza una incisión cerca del párpado superior, a lo largo del pliegue natural de la piel. La piel y la grasa no deseada se retiran de la zona una vez se tensan los músculos. Después de todo esto, se cosen las incisiones. La cicatriz y/o cualquier otro signo provocado por la incisión se ocultan gracias los pliegues de los ojos.

Este procedimiento se realiza en unas tres horas. Puede llevarse a cabo o bien como una operación ambulatoria o como una cirugía hospitalaria, dependiendo de tu cirujano plástico.

Dermoabrasión

Antes de iniciar el tratamiento, los médicos te cubren los ojos con unos discos de algodón y el cabello con un gorro. A continuación, se aplicará anestesia en toda la piel. Algunos médicos prefieren pulverizar la piel con un refrigerante para adormecer la zona.

Seguidamente se raspa la piel facial para permitir la formación de una nueva capa. Se utilizan instrumentos manuales y motorizados, como los cepillos y las lijas quirúrgicas con la finalidad de rascar suavemente la piel. Este es un procedimiento muy rápido, ya que por lo general el cirujano sólo necesita entre unos treinta minutos y una hora para realizarlo. Si la zona a tratar está muy dañada, el cirujano plástico te puede sugerir que te sometas a una serie de tratamientos para asegurarte unos óptimos resultados.

Depilación láser

Existen diferentes opciones disponibles para eliminar el vello del cuerpo, pero las mujeres suelen decantarse por tratamientos de depilación láser, ya que elimina el vello de forma permanente. Para los pacientes que tienen manchas en la piel, también se recomiendan tratamientos de blanqueamiento.

Se deberá afeitar con una cuchilla la zona a tratar. Antes de iniciar el procedimiento, se limpia. Seguidamente se aplica la anestesia de tipo tópico. Las pulsaciones de láser se utilizan para desactivar los folículos del pelo que hay debajo de la piel. El efecto de enfriamiento del láser se suma al efecto anestésico de la anestesia.

Contra más grande sea la zona a tratar, más tiempo se necesitará para llevar a cabo el tratamiento. Para las zonas pequeñas, como el labio superior, sólo se necesitarán cinco minutos. En cambio para las zonas más grandes como las piernas y los brazos se puede necesitar hasta una hora.

Eliminación de tatuajes

Durante la primera visita, tu dermatólogo cosmético, te explicará los pequeños riesgos a los que te expones si quieres eliminar tus tatuajes, al igual que te explicará detenidamente el procedimiento al que te debes someter para este fin. Te preguntará sobre tu historial médico con la finalidad de prevenir posibles complicaciones.

Para comenzar el procedimiento, tu dermatólogo cosmético o alguien del equipo médico limpiará la zona tatuada. Se dirigen sobre la zona tatuada intensas emisiones de luz. Aunque no elimine por completo el tatuaje, este procedimiento servirá para aclararlo.

Los tratamientos de eliminación de tatuajes suelen durar entre unos diez y veinte minutos. Para aclarar por completo el tatuaje y también dependiendo del tamaño del mismo, es posible que necesites someterte a varias sesiones para conseguir los resultados deseados. Recuerda que entre sesión y sesión debe pasar como mínimo un mes ya que si se realizase el tratamiento con sesiones demasiado seguidas se podrían producir daños permanentes en la piel.

Aumento labial

Existen diferentes tipos de aumento labial. Para saber cuál es la mejor opción para ti, puedes consultarlo con tu médico.

La primera opción y la más común, son las inyecciones que hacen que los labios se vean más llenos y carnosos. Los rellenos se inyectan en unas zonas determinadas del labio para darles una forma más natural. Se utilizan unas pequeñas agujas para administrar directamente los inyectables debajo de la piel de los labios.

Las inyecciones de grasa pueden ser una buena opción. La grasa es extraída de otras partes del cuerpo y es transferida a través de las pequeñas agujas a los labios. La utilización de la grasa corporal como material de relleno minimiza por completo los riesgos de complicaciones y de reacciones alérgicas.

El segundo tipo de cirugía de aumento labial requiere el uso de injertos de piel. Una vez el paciente se encuentra bajo los efectos de la anestesia local, se coloca el injerto a través de unas pequeñas incisiones en el interior de la boca. Después de colocar los injertos en puntos estratégicos de la zona labial, se cierra la incisión con unas suturas muy pequeñas y apenas perceptibles.

Ambas opciones de aumento de labios ofrecen resultados permanentes e irreversibles, así que es mejor estar totalmente convencido, incluso antes de hablar con un médico.

Liposucción de cuello

Para llevar a cabo el procedimiento, se realizan unas incisiones en los pliegues de la barbilla o detrás de los lóbulos de las orejas. El dermatólogo cosmético seguidamente insertará una cánula para romper los depósitos de grasa del cuello. Una vez la grasa está desglosada, se succiona utilizando una aspiradora de alta presión, dejando la piel y los músculos de la zona tratada afectados por la agresividad del procedimiento.

Al igual que con otros procedimientos de liposucción, la liposucción del cuello se puede realizar tanto bajo los efectos de la anestesia local como de la anestesia general. Se les solicitará a los pacientes que permanezcan en el hospital bajo observación después de realizar el procedimiento. Las personas que se someten a una liposucción de cuello se les aconseja llevar un collarín durante unos días, tanto para restringir el movimiento de la zona tratada como para evitar que se abran las incisiones.

Todos estos procedimientos expuestos anteriormente forman tan sólo una pequeña lista del total de procedimientos que un dermatólogo cosmético es capaz de llevar a cabo. Para averiguar qué procedimientos te pueden ofrecer unos mejores resultados, debes consultar directamente con un dermatólogo cosmético.

Artículos relacionados con Dermatología cosmética