Lifting de cuello

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

Cuando una persona se somete a un lifting facial, seguramente tendrá como resultado una piel sin arrugas, más joven y tersa. Sin embargo, si te fijas por debajo de la barbilla puedes seguir viendo signos de envejecimiento.

En la mayoría de gente, estos signos de envejecimiento aparecen en primer lugar en la zona del cuello. El exceso de grasa y la flacidez de la piel del cuello pueden tratarse posteriormente con un lifting de cuello.

Imagen de lifting de cuello

Beneficios del lifting de cuello

Entre los beneficios de un lifting de cuello podemos incluir el incremento de confianza en uno mismo y de autoestima al conseguir un aspecto más joven y atractivo. Con este procedimiento puede parecer que has perdido peso al eliminar el exceso de grasa del cuello. Un lifting de cuello combinado con otros procedimientos, como un aumento de mentón y un lifting facial, te ofrecerán la oportunidad de cambiar tu imagen facial mejorando espectacularmente tu aspecto.

Las características de los pacientes

El paciente ideal es aquel que goza de buena salud, tanto física como mental, que desea mejorar el aspecto de su cuello. Estas personas deben tener unas expectativas realistas de los resultados que puede conseguir y entender perfectamente todos los detalles del procedimiento y los aspectos del periodo de recuperación.

Procedimiento de lifting en el cuello

El lifting de cuello se realiza generalmente por un cirujano plástico certificado. El procedimiento se puede realizar en una sala de cirugía, en un centro médico ambulatorio o un hospital local. El tiempo que dura el procedimiento quirúrgico dependerá del procedimiento en sí y puede durar desde una hora hasta varias horas.

Al paciente se le puede administrar tanto anestesia local como general y el cirujano puede recomendar incluso una noche en el hospital, pero como hemos dicho, esto dependerá de cada cirujano. Los procedimientos endoscópicos implican el uso de un pequeño instrumento, una cámara endoscópica, que ayuda visualmente al cirujano. Algunas de las ventajas de este tipo de cirugía son que el periodo de recuperación será más corto, se utilizará anestesia local, aparecerán menos hematomas que con otros procedimientos y las incisiones que se realicen serán más pequeñas. Tu cirujano plástico te presentará esta opción durante tu primera visita.

Es posible que conjuntamente con el procedimiento de lifting de cuello se deba realizar también una liposucción para reducir los depósitos de grasa. Si este es tu caso, generalmente te realizarán a la liposucción en primer lugar. Una vez la anestesia haga efecto, te realizarán una incisión debajo de la barbilla y te introducirán una cánula que es un pequeño tubo hueco. Se eliminará el exceso de grasa por aspiración, una vez que la cánula rompa los depósitos de grasa. Posteriormente, el médico te aplicará un vendaje para aliviar el malestar y la inflamación.

La cervicoplastia está diseñada para tratar el exceso de piel del cuello. Una vez la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hace unas incisiones por debajo de la barbilla y por detrás de las orejas. Hay veces que tan sólo las hace en uno de esas zonas. Se retira la piel sobrante, se estira y se fija con suturas permanentes o con pegamento especial también permanente. El cirujano aplica un vendaje en las zonas dónde ha realizado las incisiones para reducir el malestar y la inflamación. Después coloca una venda elástica cubriendo la cabeza y el cuello.

La platismoplastia está diseñada para recolocar o reducir los músculos del cuello. Una vez la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hace unas incisiones en los mismos lugares, que en una cervicoplastia, es decir, debajo de la barbilla, detrás de las orejas o ambas zonas. En estas incisiones se introduce un instrumento que sirve para realinear los músculos del cuello o bien para eliminar una parte de ellos.

Este procedimiento servirá para reforzar la región media del cuello. Los músculos se cosen de forma permanente para que permanezcan en la posición deseada. El cirujano aplica un vendaje en las zonas dónde se han realizado las incisiones para reducir el malestar y la inflamación. Seguidamente colocará una venda elástica que cubra la cabeza y el cuello.

Pperiodo de recuperación del lifting de cuello

La recuperación de una liposucción puede entrañar cierta inflamación y moretones, secuelas que pueden durar hasta diez días. Durante este tiempo, se le aconseja al paciente el uso de almohadas para mantener el cuello y la cabeza elevados.

El médico te recetará antibióticos y medicamentos para el dolor. Si aparece un dolor anormalmente severo debes avisar inmediatamente a tu cirujano plástico. Tu médico también te informará de una serie de restricciones sobre actividades físicas que deberás tener en cuenta en este periodo de recuperación. Las suturas (puntos) se retirarán al finalizar la primera semana, a menos que sean de tipo soluble y en este caso, desaparecen por sí solas.

El vendaje se retirará una vez hayan pasado 24 horas desde la cirugía. El paciente deberá utilizar una venda elástica de protección cuando esté descansando o durmiendo al menos durante dos semanas después de la cirugía. Para poder ver los resultados finales el paciente deberá esperar de tres a seis meses.

El periodo de recuperación de una cervicoplastia o de una platismoplastia implica los mismos procedimientos que hemos mencionado anteriormente.

Riesgos asociados con lifting de cuello

Toda cirugía conlleva ciertos riesgos inherentes. Entre los riesgos comunes de cualquier cirugía podemos incluir la infección que puede ser tratada con antibióticos, el sangrado, la inflamación, los moretones y las reacciones adversas a la anestesia. El entumecimiento también puede plantearse como un riesgo temporal, aunque en casos raros y aislados puede llegar a ser permanente. La mayoría de estas cuestiones, sin embargo, son temporales y son fácilmente tratables.

Entre los riesgos específicos de lifting de cuello podemos incluir el daño a los nervios de las zonas que controlan los músculos del cuello y una cicatrización visible. El periodo de tiempo necesario para la curación puede variar, dependiendo de la fisiología del paciente. La acumulación de sangre debajo de la piel, conocida como hematoma es una posibilidad que puede suceder y en algunos casos, includo puede requerir cirugía adicional para corregirla.

Como ya mencionamos anteriormente, la infección es un riesgo inherente y por ese motivo la frecuente vigilancia de la temperatura del cuerpo es un buen método para detectar esta posibilidad. Cualquier elevación de la temperatura corporal debe ser comunicada inmediatamente a tu médico o al equipo de guardia. Del mismo modo debes actuar si notas o ves cualquier presencia de pus o supuración en las zonas dónde se te realizaron las incisiones.

Precio del procedimiento

El lifting de cuello puede requerir más de un procedimiento, por lo que pueden haber significativas variaciones en los costes. El precio de un lifting de cuello puede reducirse si se realiza en conjunto con otros procedimientos cosméticos, tales como una blefaroplastia o un lifting facial.

El coste medio de un lifting de cuello oscila entre 4.000 € y 6.500 €, pero puede llegar hasta 11.400 € o más, dependiendo de la experiencia del cirujano, el país o la ciudad donde se realice la cirugía y el procedimiento en sí.

El tema de los costes debe concretarse con el médico durante la primera visita y en el precio final se deben incluir los honorarios de la anestesia, los honorarios de las instalaciones y todos los gastos varios. Como la mayoría de las mutuas médicas no cubren el procedimiento de lifting de cuello, es posible que necesites financiación externa. Este tema también lo puedes hablar con tu médico ya que muchos centros ofrecen opciones de financiación en sus tratamientos.

Preguntas que hacerle a tu cirujano durante la primera visita

Durante la primera visita hay varios temas que deberías tratar con tu cirujano plástico. La primera cosa que deberías averiguar es si tus expectativas sobre el resultado de la cirugía son razonables. También debes informarte sobre qué procedimiento específico te recomienda y por qué. Es una buena idea comentarle a tu cirujano que te enseñe diferentes fotos del antes y el después. Para poderte hacer una idea del nivel de experiencia que posee, le podrías preguntar por ejemplo, cuántas operaciones del mismo tipo que la tuya, ha realizado durante el último año.

Hay muchas preguntas más específicas sobre el procedimiento que también le puedes hacer durante la primera visita. Te ofrecemos los siguientes ejemplos:

  • ¿Cómo se lleva a cabo un procedimiento de lifting de cuello?
  • ¿Dónde se realiza el procedimiento y si se trata de un centro acreditado?
  • ¿Cuáles son tus opciones de anestesia?
  • ¿En qué consiste la recuperación?
  • ¿Cuáles son los riesgos que implica y cuantos pacientes con un cirujano experimentado han tenido complicaciones con este procedimiento?
  • ¿Cuál es la política de las cirugías de corrección cuando no se han conseguido los resultados acordados?
  • ¿Cuál es el precio total del procedimiento y si hay financiación disponible (si fuera necesario)?

Artículos relacionados con Lifting de cuello