Inyecciones de grasa

Cirugía y estética

Información sobre cirugía estética y tratamientos estéticos

Las inyecciones de grasa son un procedimiento en el que se extrae grasa de una zona del cuerpo del propio paciente y se transfiere (es inyectada) a la zona o zonas dónde en las que es necesaria. Durante muchos años, la eliminación de la grasa ha sido el objetivo principal de muchas personas con una gran industria en torno a ese objetivo. ¿Por qué reemplazar la grasa que se ha quitado? La respuesta es simple.

Imagen de inyecciones de grasa

Recolocar estratégicamente la grasa sobrante de una persona, en realidad, puede mejorar su aspecto de forma muy significativa. Durante el proceso natural del envejecimiento, los tejidos grasos que una vez tuvieron un aspecto redondeado y juvenil pueden empezar a romperse dando lugar a las arrugas y a la flacidez de la piel. Las inyecciones de grasa en estas zonas pueden ayudar mejorar esa condición sin necesidad del periodo de recuperación asociado a los procedimientos quirúrgicos más invasivos.

El aumento de labios y de pómulos son dos procedimientos muy populares diseñados para conseguir un aspecto más estético que se pueden realizar mediante inyecciones de grasa. Estos procedimientos se relacionan directamente con los famosos y con el mundo de la moda. Sin embargo, las inyecciones de grasa no son sólo una buena opción para los procedimientos faciales, ya que estas inyecciones se pueden utilizar en los procedimientos de aumento de glúteos (como por ejemplo, el "lifting de glúteos brasileño"), de contorno de manos y de aumento de senos.

Beneficios de las inyecciones de grasa

Con las inyecciones de grasa se pueden eliminar las finas líneas de expresión y las arrugas, ayudando a la persona a recuperar un aspecto más juvenil. La forma de la cara puede ser "moldeada", restableciendo así unos contornos más redondeados asociados con la juventud. Dado que el material que se inyecta, se coge del cuerpo del propio paciente, las posibilidades de rechazo a causa de la introducción de un material extraño también se eliminan.

Características de los pacientes

El paciente ideal para someterse a las inyecciones de grasa faciales debe cumplir con una serie de características, entre las que se incluyen gozar de buen estado de salud física y psicológica y querer conseguir un aspecto físico más juvenil. Los cambios físicos pueden estar relacionados con la flacidez y las arrugas de la piel, pero también con los contornos faciales y cicatrices pequeñas. Los pacientes deben tener unas expectativas realistas respectos a los resultados del procedimiento y entender los límites temporales de los resultados. Los pacientes que desean volver más rápido a la actividad normal en comparación con otros procedimientos más invasivos, como los liftings faciales, son también buenos candidatos para este procedimiento.

En las inyecciones de grasa que se utilizan para los aumentos de senos y de glúteos, la primera ventaja a tener en cuenta es la eliminación de las posibilidades de rechazo ya que se utilizan materiales de relleno de nuestro propio cuerpo.

Procedimiento de las inyecciones de grasa

Todos los procedimientos de inyección de grasa tienen algunos puntos en común. El procedimiento, en sí, consta de dos pasos y requiere más de una visita médica. La grasa se extrae de zonas específicas dónde existe un exceso de grasa en el cuerpo del paciente. Las zonas más habituales para extraer la grasa son las caderas y el abdomen. Por ejemplo, cuando se extrae la grasa del abdomen para utilizarla en el lifting de glúteos brasileño, el paciente se beneficia de un aumento de glúteos combinado con una abdominoplastia.

La grasa extraída se centrifuga (máquina que gira a gran velocidad para separar sus componentes) y la grasa separada se trata para eliminar las células dañadas. La grasa procesada se coloca entonces en una jeringa a la espera de que el paciente vuelva a la consulta para recibir el tratamiento. Lo primero que hace el médico, es adormecer la zona a tratar con los anestésicos. Una vez los anestésicos han hecho efecto, el médico comienza a inyectar la grasa en la zona o zonas correspondientes con una jeringa pequeña.

Como la grasa es más densa que otros materiales inyectables, el médico la puede inyectar más profundamente en los tejidos. Cuando se deben inyectar grandes volúmenes (más de 10 centímetros cúbicos) de materiales inyectables, la grasa se convierte en la primera opción. Esto hace que sea una buena opción para los aumentos de senos y de glúteos.

El periodo de recuperación

Los detalles de la recuperación están directamente asociados con el tipo de procedimiento que se realiza. En los procedimientos faciales es común que se produzca una leve inflamación, enrojecimiento y picor. Estos efectos pueden durar un par de días desde la realización del procedimiento. Normalmente la inflamación inicial se produce porque el médico rellena en exceso la zona inyectada para permitir cierta absorción de grasa. La extensión del procedimiento y la cantidad de grasa inyectada también influirán en el periodo de recuperación.

En los aumentos de glúteos y de pecho, los escenarios de recuperación son diferentes. Antes de someterte al procedimiento, puedes hablar con tu médico para que te dé una estimación razonable del tiempo de recuperación que necesitarás.

Riesgos asociados a las inyecciones de grasa

Hay pocos riesgos asociados a las inyecciones de grasa, ya que el material se extrae del propio cuerpo del paciente, eliminando así el riesgo de rechazo. Sin embargo, pueden existir algunos riesgos relacionados con la anestesia necesaria para llevar a cabo el procedimiento. Se trata de casos aislados, pero aún así, se han dado a conocer algunos efectos negativos como embolias de grasa, decoloraciones, hemorragias y distorsiones causadas por una corrección excesiva.

Los dos riesgos más significativos a los que se expone el paciente cuando se somete a estos tratamientos son la reabsorción de la grasa por el propio cuerpo y la decepción con los resultados. En el caso de que el cuerpo reabsorba demasiada grasa, pueden ser necesarios un procedimiento o procedimientos adicionales. Este hecho no se puede predecir, pero existe un 50% de probabilidad de que ocurra.

Este procedimiento no da soluciones a largo plazo, ya que más de la mitad de la grasa que se inyecta es reabsorbida por el propio cuerpo al cabo de seis meses de realizar el procedimiento. Sin embargo, algo de grasa si que se mantendrá en la zona tratada, pero los resultados exactos son impredecibles.

Precio de las inyecciones de grasa

El coste de las inyecciones de grasa facial pueden costar entre 1.220 € y 3.260 €. El coste final dependerá del número de inyecciones, la zona o zonas a tratar, es decir, si son los pómulos, los labios, el mentón, etc., la ciudad o país dónde se realiza el procedimiento y la experiencia del médico. Si te sometes a varios procedimientos faciales a la vez, por lo general, te harán un descuento.

El coste medio de un lifting de glúteos brasileño en el que se utilizan inyecciones de grasa, puede estar entre 1.630 € y 8.160 €. Este coste variará dependiendo de la experiencia del cirujano, la anestesia y las instalaciones. En algunos casos, el coste total (incluyendo todas las visitas post-operatorias) puede ir entre 12.240 € y 16.320 €. En casi todos los centros médicos existe la posibilidad de facilidades de pago o financiación.

En los procedimientos de transferencia de grasa para corregir imperfecciones del contorno de las manos el coste medio son 1.220 €, mientras que en el aumento de senos en los que se utilizan las transferencias de grasa el coste medio puede ir entre los 4.780 € y los 8.160 €.

Alternativas a las inyecciones de grasa

Existen alternativas normalizadas a las inyecciones de grasa que se pueden discutir con tu médico. Por ejemplo, un nuevo método de transferencia de grasa disponible en el mercado actualmente es la lipoestructura. La premisa de esta técnica es mantener con vida las células de grasa extraídas, impidiendo así la reabsorción de las mismas por el propio cuerpo una vez se han inyectado. Con esto, podemos obtener unos resultados más duraderos. Ten en cuenta que es un procedimiento nuevo, por lo tanto, es más caro y requiere ser realizado por un cirujano que ha recibido una formación específica en esta técnica.

Además de la grasa extraída del propio cuerpo, también existen otros materiales que se pueden utilizar en las preparaciones inyectables. Algunos ejemplos de estos materiales son: el Botox, el Alloderm, el Restylane y el colágeno. Antes de someterte a cualquier procedimiento, debes discutir con tu médico el material que más se adapta a tus necesidades particulares. Para los procedimientos faciales y otros procedimientos estéticos, entre las alternativas de las inyecciones de grasa o de otro tipo de de relleno inyectable podemos encontrar la microdermabrasión, los peelings químicos o la cirugía láser de rejuvenecimiento de la piel. A diferencia de los rellenos inyectables, estas técnicas no restauran el volumen, pero pueden tratar manchas, arrugas y otras imperfecciones. Estas técnicas también se pueden utilizar en conjunción con las inyecciones de relleno.

Cuestiones a tratar con tu cirujano durante la primera visita

Durante la primera visita con tu cirujano plástico, puedes exponer una gran variedad de cuestiones relativas a las opciones de tu procedimiento, antes de tomar una decisión. En ellas puedes incluir preguntas sobre las expectativas que puedes tener sobre los resultados y preguntas específicas con respecto a las opciones de los mejores tratamientos para ti.

En las preguntas relacionadas directamente con el procedimiento podrías incluir:

  • ¿Dónde se realizará el procedimiento?, ¿es un centro acreditado? y ¿cuánto tiempo puede durar el procedimiento?
  • ¿Cuáles son las credenciales del médico que te realizará el procedimiento? ¿Cuantos procedimientos de este tipo ha realizado?
  • ¿Soy un buen candidato para que me extraigan grasa y me la vuelvan a inyectar?
  • ¿Cuáles son mis opciones respecto al tipo de anestesia? ¿Cómo será el periodo de recuperación y cuáles son los posibles riesgos o complicaciones a los que me expongo?
  • ¿Cuál es el porcentaje de pacientes en este centro que han tenido complicaciones?
  • ¿Puede el médico dar referencias de los pacientes?
  • ¿Hay fotos del antes y el después disponibles de otros pacientes para ver? ¿Existe alguna política para las cirugía de corrección una vez el procedimiento ha finalizado y no ha conseguido los resultados pactados?

Otros temas relacionados con los procedimientos de inyección de grasa giran en torno a los costes. Una vez salgas de la primera visita con tu médico, deberías tener claro el coste total del procedimiento, en el que se incluyen los honorarios del cirujano, la anestesia, los honorarios de las instalaciones, las visitas de seguimiento y todos los gastos varios. Si es necesario, también puedes preguntar acerca de la financiación.

Artículos relacionados con Inyecciones de grasa